lunes, 7 de julio de 2008

Etapa 20 Santiago-Olveiroa

Distancia 63 Kms
Tiempo empleado 05:11:43


La noche anterior habiamos consensuado apagar los despertadores, asi que nos vamos despertando poco a poco, bajamos a desayunar por oeladas al bar de abajo, y poco a poco vamos juntandonos todos, algunos se vuelven a casa, otros se quedan a hacer un poco de turismo, y cuatro intrépidos bicigrinos nos vamos al fin del mundo!!!, con algo menos de impetu, porque Dios mio que mal cuerpo, pero habia que salir, Sabine, Nuria y Agustin saldran despues de comer y llegaran a Negreira, yo quiero ir a Muxia y coincidir con ellos en Fisterra, asi que salgo o mas bien me arrastro a las 12:00 hacia Olveiroa, eternas despedidas, y planes de hacer rutas por la ciudad de cada uno para volver a vernos, espero que llegue a buen puerto la idea.


Salgo de Santiago, y para empezar una cuesta y mis cubiertas desgastadas desgastadas, asi que para que pelearme con mi querida bici, pie a tierra y a empujar, empezamos bien, pero recuerdo del año pasado que habia bastante carretera, y el terreno salvo la salida de Santiago era facilon,
No se que hago, pero me pierdo perdido un par de veces, y eso que me sabia el camino, no estoy para buscar flechas amarillas, es ya tarde, veo a muy pocos peregrinos, y paso por aldeas, urbanizaciones, carretera secundarias, zonas en obras que acabaran haciendo desaparecer el camino, y la misma sensación que los ultimos 111 Kms, ya me lo se, llego a Augapesada adelanto a una peregrina alemana, ya no hay alcohol en mi cuerpo, ya no se aleman, un buen camino y una cordial sonrisa son suficientes para mantener la cercania con los piedigrinos. Tengo hambre, pero como me pare a comer muero, asi que decido parar a comprar algo de pan y embutido para ahcerme un bocata despues de la subida, y alli en el mostrador del "bar, panaderia, charcuteria, supermercado" pierdo mi ultimo par de gafas del camino, venga dos dias sin gafas tampoco pasa nada, joder tan solo quedan dos dias, esto se acaba y de verdad.



Empieza el subidon de la fuente de Santa Maria de Trasmonte, se puede hacer por carretera, pero a mi por carretera me da vergüenza bajarme de la bici y empujar porque no puedo mas y por camino como que no queda tan mal, y la verdad es que despues de adelantar de nuevo a mi amiga alemana, pongo pie a tierra y a empujar la bici por la cuesta, llego arriba y recuerdo que el año pasado en Trasmonte los lugareños regalaban manzanas y podias escribir en un libro tus reflexiones, este año no debia ser tiempo de manzanas (soy muy de ciudad y no se cuando es tiempo de nada), asi que encuentro un merendero y me preparo un bocata, y miro las fotos de la noche anterior (jo que noche!), y pienso en quedarme en Negreira, estoy con la reserva y queda mucho bastante. Pasa otra vez mi amiga alemana y su sonrisa dice que da lo mismo ir en bici que andando. Llego a Pontemaceira y adelanto a un italiano segundo peregrino del dia. El lugar es para haber parado alli a echar el bocata, pero estaba fundido y no me acordaba que era todo cuesta abajo, pero todo todo, par de fotos de rigor y continuo.



En poco tiempo me situo en Negreira voy a hacer una foto y la cámara no esta, la llevaba en la malla lateral del portamapas y ha debido de caerse, DIA PERFECTO, estoy agonizando, pierdo la camara de fotos con todas las fotos de una aventura espectacular, son las 15:00, hace un calor de muerte, y vuelta para atrás a buscar la cámara, al poco rato de empezar a volver me encuentro al italiano que me hace gestos, ha encontrado la camara y me la traia, que majete, aunque los echamos de la Eurocopa no nos guardan rencor, pasado el susto llego a Negreira, vaya cuestecita para llegar al albergue. Al llegar al albergue, la hospitalera no esta, yo solo quiero el sello e ir a Olveiroa, el telefono de la hospitalera esta en un tablon de anuncios, ufff la hora de la siesta… los gallegos duermen siesta??? Si la despierto se mosqueará, pero tengo que seguir.







Afortunadamente vive al lado, voy a su casa sello y sigo, y a partir de aquí, todo el camino pica para arriba, a pie no lo notas, pero en bici no paras de subir, me pierdo otro par de veces, hay dos albergues de Negreira a Olveiroa, en uno un camion se habia estrellado con no se que y no habia ni agua ni luz y el segundo era nuevo y estaba en Mazaricos creo, pero cuando lo iba a buscar un pastor aleman queria cenar bicigrino, asi que acelere y deje de buscar el albergue, en esta zona los perros no estan acostumbrados a los peregrinos, igual que en el camino frances los perrros pasaban de ti, en el camino de Fisterra, son como los de Castellon, a por el ciclista!!!
Con el ultimo gramo de energia llego a Olveiroa a las 18:30, la hospitalera no esta ha dejado un cartel que dice que vuelve a las 20:00 y que vayamos pillando sitio y que si no hay sitio hay dos posibilidades mas de hospedaje, y un frances gracioso (o quizas otro adjetivo se me esta ocurriendo) me dice que el albergue esta lleno, le pregunto, pero todo?, las cuadras, la cocina, el orreo, me dice que si, asi que me voy a la casa de turismo rural a ver si queda algo, habitación individual, carilla pero de lujo, tele para ver el partido de españa (PODEMOS!!!!), calefaccion, mezcla de piedra y madera realmente currao, y de cena cocido gallego, como el maragato, pero algo menos pesado, ceno a las 19:30, me estaré guirizando???, pero me moria de hambre. Voy a por el preciado sello de Olvieroa y me dice la hospitalera que claro que hay sitio, y me saca el cartel que pone cuando no hay sitio, en el cual pone simplemente "COMPLETO", hablo un ratillo con ella, y me recuerda del año pasado y la historia del cojito y de Dani, que recuerdos eh!




Nos juntamos algunos españoles y todo al bar a ver la semifinal de la Eurocopa, no habia bufandas, ni trompetas, nic amisetas de España, pero que patriótico, casi tanto como cuando vi Torrente en Bremen rodeado de alemanes. Ganamos y yo estoy rendido, me voy a descansar, que mañana hay que ir a por lo dos titulos, Muxia y Fisterra.

Buen camino.